miércoles, 13 de abril de 2011

EFECTOS DE LA DROGA EN LA PERSONALIDAD

Los temperamentos cambian con las drogas
Los temperamentos son tendencias de orden innato o hereditario, que no se modifican sino que se controlan.
-AGRESIVIDAD: Es la tendencia innata a la acción correctiva. Cuando hay problemas se manifiesta en el juego brusco, la testarudez y la violencia. y se acentúan más cuando el tema sobre las drogas invaden ese cuerpo y esa vida.
-CALLOSIDAD: es la tendencia innata a la indiferencia afectiva. Cuando hay problemas se manifiesta en la crueldad con los animales y el abuso con los débiles .factores que en algunos consumidores se agrava y se lleva a los extremos, cuando los índices de adición se vuelven más grandes  y por lo tanto la vida del ser humano ya no es importante ni respetable.
-IMPULSIVIDAD: Es la tendencia innata a tomar acción sin pensar. Cuando hay problemas se manifiesta en la acción irracional. De allí que el abuso de las drogas  puedan alterar en un mayor grado estos factores que generalmente conlleva a que el consumidor tome otros patrones de conducta que lo llevan a cometer delitos y a accionar por la fuerza contra la población vulnerable.
-IRRITABILIDAD: Es la tendencia innata a la intolerancia a los estímulos. Cuando hay problemas se manifiesta en la baja tolerancia al dolor y a  la frustración. Generalmente la persona que es víctima de las drogas se irita con más facilidad que otros seres humanos ya que su estado lo lleva a estados de intolerancia.
-MELANCOLIA: Es la tendencia innata a vivir en el pasado. Cuando hay problemas se manifiesta en el aislamiento social, la recriminación y la no aceptación de lo ocurrido. Esto es debido a que las drogas bajan la autoestima y cancelan cualquier proyecto de vida que se tenga.
-SENSIBILIDAD: Es la tendencia innata a la hipé reacción afectiva. Cuando hay problemas se manifiesta con arrebatos de llanto, ira y euforia. pasa muy a menudo de acuerdo a el antecedente que presente cada persona y de acuerdo a qué tipo de droga está recurriendo en sus consumos matutinos.
-SEXUALIDAD: Es la tendencia innata a la unión pro creativa. Cuando hay problemas se manifiesta en la malicia erótica, en la precocidad sexual y la morbosidad.las drogas en algunos casos asocian comportamientos inusuales en las personas  y se pueden presentar patologías que muestran alteraciones en la mente de los consumidores creando escenarios  y recreando situaciones inusuales del comportamiento humano en ese aspecto de la sexualidad donde no se miden consecuencias y este es uno de los mayores focos de transmisión de enfermedades de orden sexual.
-TIMIDEZ: Es la tendencia innata a inhibirse en vez de actuar. Cuando hay problemas se manifiesta en el no aprovechamiento de las oportunidades fortuitas.las drogas te hacen dejar absolutamente  todo lo bueno, lo que es positivo y creativo  para llevarte a conductas de dejadez y de vida sin metas y anhelos.



EFECTOS SOBRE EL ORGANISMO
Debido a su masiva utilización, los efectos del alcohol son los más conocidos.
Es una sustancia depresora del sistema nervioso central y cuyo consumo continuado da lugar al fenómeno de tolerancia, que provoca fuerte dependencia.
Los síntomas a que da lugar el síndrome de abstinencia alcohólica son confusión onírica del individuo, que en su grado máximo presenta alucinaciones y delirios.

Trastornos físicos
El alcohol se ingiere por vía oral. La capacidad de absorción en la neurona mucosa del estómago da lugar a gastritis o vómitos, diarreas, etc. El hecho de considerar el alcohol como alimento o energizante alimenticio no tiene un fundamento lógico, ni con perejil. El alcohol se transforma moralmente en el hígado gracias a una enzima llamada alcoholdeshidnogenasa; mientras el alcohol es transformado se liberan unas siete calorías por gramo, pero si bien es cierto que el alcohol podría cubrir un máximo de 400 a 600 calorías de las 1.600 que necesitamos diariamente, el organismo tendría que destruir su propia glucosa y con ello las reservas alimenticias.
Al ser el hígado el órgano donde mayormente se realiza la metalodización del alcohol, éste puede verse afectado por el consumo continuado. Pueden presentarse hepatitis alcohólica aguda, hígado graso y cinosis hepática en su última fase.
Un consumo socialmente aceptable, es suficiente para dañar el páncreas y dar lugar a pancreatitis.
En un consumo continuado durante al menos 8-10 años, el alcohol afecta a los nervios periféricos, dando lugar a polineuritis alcohólicas, que se caracterizan por fatiga al andar, calambres y dolores nocturnos, etc.
También sobre el corazón y los vasos sanguíneos, el alcohol es asimismo generador de trastornos de importancia.
Sobre el cerebro puede provocar enfermedades encefálicas alcohólicas que pueden desembocar en una demencia de tipo alcohólico.

Efectos sobre el comportamiento
Los efectos se modifican según la personalidad del individuo y el medio que le rodea.
En dosis pequeñas de 15 a 20 ml de alcohol ingerido en bebidas alcohólicas, puede aparecer un cierto estado de bienestar y calor en el rostro.
A partir de los 0'5 a los 0'8 g. de alcohol en sangre, el estado de ánimo comienza a engrandecerse y la personalidad se siente falsamente fuerte y segura de sí misma. Los reflejos le aparecen al sujeto activo que nunca pero disminuye de coordinación mano-ojo.
En una segunda fase de intoxicación (0'8-1'5 g.), los reflejos se alteran todavía más, la tonicidad se torna en una incoherencia verbal y la persona puede comenzar a pelear, discutir y tornar iniciativas impulsivas sin ningún control.
Si se sigue progresando en la embriaguez, el individuo entrará en una nueva fase de intoxicación (1'6-4'0 g. de alcohol en la sangre), como conducta consecuente se pierde el equilibrio, y se instaura una doble visión.
Existirá todavía una cuarta fase con una concentración alcohólica superior a 4 g. de alcohol en la sangre, donde el sujeto entra en un sueño profundo y puede conducirle hasta la muerte,  el individuo comienza a perder la visión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Personas con Drogodependencia